El plan de desescalada presentado esta semana por la Generalitat prevé que los estudiantes de bachillerato y de formación profesional (FP), que el pasado 29 de octubre fueron enviados a casa a seguir clases on line puedan reincorporarse a las aulas después de las vacaciones de Navidad, el 8 de eneroNo hay calendario todavía para los universitarios, a los que se sigue recomendando que sigan conectándose a las aulas virtuales para seguir sus clases teóricas.

Las actividades extraescolares de los estudiantes no se reanuden hasta el próximo 7 de diciembre, cuando se inicia la segunda fase del despliegue. Los primeros que podrán reabrir son las actividades no regladas que tienen un único alumno por aula (por ejemplo, algunas clases de música o las tradicionales clases particulares).

¿Qué se podrá hacer en cada fase?

PRIMERA FASE: Lunes 23 de noviembre

– Todas las actividades extraescolares se mantienen cerradas en Catalunya. Desde el pasado, 29 de octubre, toda la actividad lectiva no reglada, es decir, los programas que imparten academias privadas, centros deportivos y ‘esplais’ permanecen cerrados con el objetivo de reducir la movilidad de los estudiantes.

– Solo están permitidas las que los alumnos realizan con otros niños de su grupo burbuja, lo que afecta a las extraescolares que se realizan en el mismo colegio.

SEGUNDA FASE: Lunes 7 de diciembre

-Abren las actividades extraescolares que solo tienen a un único alumno por aula, es decir las clases particulares.

TERCERA FASE: Lunes 21 de diciembre

-Se mantienen durante 15 días más las mismas condiciones que en la fase anterior.

CUARTA FASE: Lunes 4 de enero

-Todas las extraescolares podrán volver a recuperar la normalidad, previsiblemente el 8 de enero, el día de la vuelta a clase después de las vacaciones de Navidad.

¿Podrán reabrir las academias de inglés?

No podrán hacerlo aún hasta el próximo enero, cuando se reanude el curso escolar después de las vacaciones navideñas. Hasta entonces, deberán seguir impartiendo clases en aulas virtuales, pese a las dificultades que ese sistema entraña para la enseñanza de idiomas extranjeros.

El sector lleva semanas protestando por el agravio comparativo que, en su oinión, ha supuesto su cierre, ya que la restricción no ha afectado, por ejemplo, a las escuelas oficiales de idiomas, que dependen de la Generaitat. El argumento que ha esgrimido la Generalitat para mantener a unas abiertas y a otras cerradas es que las primeras expiden títulos oficiales, lo que hace desaconsejable la interrupción.

¿Cómo será la vuelta a clase de los de bachillerato y FP?

Las condiciones para estos alumnos de estudios postobligatorios serán las mismas que las de inicio de curso: deberán respetarse los grupos burbuja, de manera que, en caso de que se detecte algún contagio entre los alumnos de una misma clase, se pueda realizar un aislamiento con agilidad.

Pese a la recomendación que hizo el Govern a finales de octubre, los cierto es que muchos estudiantes de estas etapas educativas han seguido yendo con normalidad al instituto estas últimas semanas. En algunos casos, eso sí, se ha optado por aplicar sistemas híbridos, que combinan las clases on line con las presenciales, con lo que la interrupción, para estos estudiantes, ha sido de reducido impacto.

¿Qué pasa con los universitarios?

No se sabe. Son, en estos momentos, los estudiantes catalanes más damnificados por las restricciones del coronavirus. Se les envió a casa cuando se adoptaron las primeras medidas del 16 de octubre y, a estas alturas, todavía no saben cuándo van a poder a las aulas de manera presencial. Las únicas excepciones son las prácticas, que sí se mantienen en la mayoría de los casos.

All copyrights for this article are reserved to Portada

Quantcast