Los reguladores cinematográficos de China han frenado en seco la reapertura gradual de los cines del país. Más de 600 salas recibieron luz verde la semana pasada para levantar la persiana de nuevo pero el Film Bureau de Beijing emitió un aviso este viernes por la noche ordenando que todos los cines volvieran a cerrar. No se proporcionó ninguna explicación oficial para esta reversión repentina. Los expertos de la industria han comenzado a temer que el gobierno está preocupado por una posible segunda ola de infecciones por coronavirus, según publica The Hollywood Reporter.

La decisión ha sorprendido pues se contradice con las señales que las autoridades habían estado enviando hace tan solo un día. El jueves, el gobierno municipal de Shanghai anunció que 205 de los cines de la ciudad habían recibido permiso para reanudar los negocios este sábado. A principios de semana, China Film Group, el distribuidor dominante respaldado por el estado, dio a conocer un plan para lanzar éxitos de taquilla para ayudar a atraer a los clientes con filmes taquilleros locales como ‘Wolf warrior 2’ y ‘The wandering earth’, y productos hechos en Hollywood como la franquicia completa de los ‘Avengers’ y  ‘Green Book’, filme ganador del Oscar al mejor filme del año pasado.

Mercados cerrados

Con los cines prácticamente todos cerrados en los mercados importantes como Europa, EEUU y Japón, la reapertura gradual de la red de 70,000 pantallas chinas era importante. La decisión de Beijing de volver permanecer cerrados por más tiempo ha sido recibida con consternación por parte de la industria del país. «Este segundo cierre no será un tema de una o dos semanas», dijo un ejecutivo de una importante compañía de exhibición a The Hollywood Reporter, pidiendo no ser identificado debido a la sensibilidad de comentar sobre la política gubernamental relacionada con el coronavirus. «Serán aún más cautelosos cuando intenten reabrir nuevamente».

All copyrights for this article are reserved to Portada

Quantcast