La Comisión
Europea (CE) ha anunciado este martes una multa de 570 millones de euros a Mastercard por aumentar de manera artificial las tasas de intercambio que aplica a las operaciones interregionales de pago con tarjetas emitidas fuera del Mercado Único, lo que se traduce también en un
incremento
de
los
precios que deben pagar los consumidores europeos.

“Al impedir a los comerciantes que se beneficien de mejores condiciones en bancos establecidos en otros Estados miembros, las reglas que impone Mastercard elevaron artificialmente los costes de los pagos”, ha criticado la comisaria de Competencia, Margrethe
Vestager, al anunciar la sanción.




















Cooperación

Bruselas aplica una reducción del 10% a la sanción





La compañía ofreció a Bruselas el pasado diciembre una serie de compromisos para corregir los problemas que preocupaban a los servicios comunitarios, a pesar de lo cual el Ejecutivo comunitario ha seguido adelante con el expediente, aunque ha aplicado un 10% de reducción en la multa por la cooperación de Mastercard al reconocer los hechos.

La empresa de tarjetas de crédito y servicios de pago estadounidense representa el segundo mayor sistema de pago en el Espacio Económico Europeo (EES) en lo que a la emisión de tarjetas y valor de operaciones se refiere, a través de sus marcas Mastercard y Maestro.









Investigación

El Ejecutivo presentó cargos contra la empresa en 2015





Bruselas abrió la investigación en 2013 y presentó cargos contra la compañía en 2015, al considerar que Mastercard obligaba a los bancos a aplicar comisiones de intercambio del país en donde el minorista estaba establecido.

Se trata de unas comisiones que hasta diciembre de 2015, cuando la Unión Europea fijó umbrales, estas comisiones variaban considerablemente de un Estado miembro a otro, por lo que con las prácticas de Mastercard el minorista no podía acudir a bancos con condiciones más ventajosas en otro país del espacio económico europeo.


La comisaria de Competencia de la Unión Europea, Margrethe Vestager
La comisaria de Competencia de la Unión Europea, Margrethe Vestager
(Francois Lenoir / Reuters)

















La Comisión concluyó que las reglas de Mastercard impidieron a los minoristas recurrir a bancos con comisiones más bajas y han limitado la competencia, aumentando los precios y violando las reglas de la UE.

La decisión de Bruselas sobre este caso, como todos los que dicta en materia de competencia, pueden ser recurridos por los afectados ante el Tribunal de Justicia de la UE, según ha recordado en una rueda de prensa el portavoz de Vestager, Ricardo
Cardoso.




















All copyrights for this article are reserved to Economía

Quantcast