«Me sorprendió mucho cuando me llamó el Barça». Martin Braithwaite no pudo ocultar el asombro que sintió cuando recibió la llamada telefónica del club azulgrana para anunciarle que era el delantero elegido para ocupar la plaza del lesionado Ousmane Dembélé. El Barça ejecutó en la mañana del jueves la cláusula de 18 millones de euros y por la tarde en un Camp Nou desangelado, no había público, el acto fue a puerta cerrada, y medio iluminado, daba sus primeros toques con el 19 a la espalda.

Firma hasta el 2024 con una cláusula de rescisión de 300 millones de euros. «Hemos hecho uso de la normativa, pero no es justo que el Leganés no se pueda reforzar», argumentó el presidente Josep Maria Bartomeu como si se disculpara implícitamente ante el club de Butarque. «Es una normativa que se debería modificar», ha dicho el dirigente azulgrana.

En la rueda de prensa, que se realizó en la sala de prensa Ricard Maxenchs porque el Auditori 1899 estaba ocupado con la entrega de las insignias a los socios que llevan 25 años en el club, apenas se prestó atención a Braithwaite. Solo recibió dos preguntas, y una de ellas de Barça TV, de las 12 que se escucharon.

El quinto danés en el Camp Nou

«Me sorprendió mucho, pero luego no tanto», ha precisado el delantero danés. «Llevaba muchos años contemplando esto, pero si te esfuerzas y rezas a Dios te acaban pasando cosas. La fe mueve montañas», ha revelado Braithwaite, el quinto danés que jugará en el Camp Nou tras Simonsen, Laudrup, Christiansen y Ekelund.

«Soy fuerte, rápido, físico y mayor característica es que me encanta estudiar el juego. Soy un goleador» (Braithwaite)

«Soy fuerte, rápido, físico y mayor característica es que me encanta estudiar el juego», había dicho el futbolista previamente a los medios oficiales del club. «Soy un estudiante del fútbol, soy un goleador», ha subrayado el danés, que llevará, curiosamente, el mismo dorsal, el 19, que usó Kevin Prince Boateng tras fichar por el Barça en el pasado mercado invernal.

Bartomeu ha eludido casi todas las cuestiones sobre la crisis digital, el llamado ‘Bartogate’, y ha querido elogiar el carácter del exdelantero del Leganés. «Tiene mucha experiencia», ha recordado Eric Abidal, el secretario técnico. «Es diferente a lo que tenemos en la delantera. Es un jugador de carácter, ganador, fuerte, con mucha velocidad. Nos aportará mucha fuerza para pelear contra equipos grandes. Es un jugador que será decisivo para nosotros», llegó a decir el ejecutivo.

Al ser preguntado por su crisis con Messi, Abidal fue mucho más escueto: «He aprendido muchas cosas en pocos dias, los temas internos se deben arreglar internamente y no por los medios, a partir de ahi, el futuro nos dirá».

All copyrights for this article are reserved to Portada

Quantcast