Catorce años después de comenzar a planificar sus operaciones espaciales, una de las naves de Virgin Galactic ha conseguido superar la frontera donde termina la atmósfera y comienza oficialmente el espacio según la NASA, a 80 kilómetros sobre el nivel del mar. Aunque la Federación Aeronáutica Internacional marca la línea en 100 kilómetros. El hito ha sido alcanzado por la VSS Unity diseñada en 2016 y promete ser el primer paso para crear una industria masiva del turismo espacial.

El diseño y formato de la Unity de Virgin Galactic es peculiar y en muchos aspectos única. En vez de tener un despegue vertical desde la superficie, como los cohetes tradicionales, despega colgada de la White Knight Two, la aeronave más grande del mundo en la actualidad por envergadura. La White Knight (Caballero Blanco) la lleva hasta 13 kilómetros de altitud donde el tirón de la gravedad es menor y la densidad del aire se ha reducido enormemente.





















Más de 600 personas han pagado ya su billete y están esperando su turno



En ese punto, la VSS Unity se despega y enciende sus motores, de la misma forma que lo haría un misil lanzado desde un cazabombardero. Durante la prueba de hoy, Unity ha mantenido sus motores quemando combustible durante un minuto alcanzado velocidad de 3.580 kilómetros por hora (Mach 2,9) y alcanzado por su cuenta una altitud total de casi 83 kilómetros de altura.







El plan de Virgin Galactic es fácil de entender: una vez alcanzada esta órbita a 100-110 kilómetros de la superficie, mantenerse lo más posible para proporcionar una experiencia única a aquellos que puedan permitirse el coste del billete: 220.000 euros. Este viaje de prueba ha sido tripulado solo por los pilotos y un equipaje de prueba de la propia NASA para simular el peso y condiciones más aproximadas. El millonario Richard Branson, fundador de Virgin Galactic irá en el primer viaje, según la compañía en 2019.





















A 13 kilómetros de altura la Unity se despega de su ‘nodriza’, enciende sus motores y acelera hasta los 3.580 km/h



Branson es el fundador de Virgin Galactic y de todo el conglomerado Virgin Group que comenzó en los años 70 con la firma discográfica Virgin Records con artistas como Mike Oldfield, Rolling Stones o los Sex Pistols. Pronto expandió sus labores comerciales con otras empresas hacia los medios de comunicación, las aerolíneas, las telecomunicaciones y por último, la industria aeroespacial. Sus finanzas actuales están estimadas en más de 4.400 millones de euros.


Richard Branson habla con los periodistas durante el lanzamiento en el desierto de Mojave en California, donde está el puerto de lanzamiento
Richard Branson habla con los periodistas durante el lanzamiento en el desierto de Mojave en California, donde está el puerto de lanzamiento
(Eric Johnson / Reuters)



















All copyrights for this article are reserved to Tecnologia

Quantcast