El largo confinamiento en casa nos permite, entre otras cosas, poder disponer de ese tiempo extra para ver aquella película que nos quedó pendiente, o para recuperar aquel cine que un día marcó nuestras vidas. Diez cineastas españoles en reclusión forzosa aceptan la propuesta de EL PERIÓDICO para rememorar y recomendarnos algunas de sus películas favoritas de siempre y, de paso, explicarnos dónde y cómo les ha atrapado la enojosa crisis pandémica.  

J. A. BAYONA

El director barcelonés se ha quedado varado en las antípodas, concretamente en Auckland, Nueva Zelanda, donde a principios de febrero se inició el rodaje de ‘El señor de los anillos’, serie de Amazon para la que dirigirá los dos primeros capítulos. “Aquí se puede pasear y salir a hacer deporte, pero, vamos, hay ganas de volver”, asegura el cineasta, que nos recomienda, para salir del mal trago, ‘E.T.: El extraterrestre’, de su maestro Steven Spielberg: “Siermpe es bueno momento para recuperarla, pero ahora aún más si cabe.  En estos tiempos en los que el cine de buenos sentimientos está tan mal visto, hay que recuperar esta historia de amistad y dejarse llevar por sus emociones. Es además una buena terapia contra la ola de cinismo y odio que nos invade”. Bayona, tipo sensible, reivindica también ‘Días de radio’, de Woody Allen. “En una secuencia, el protagonista evoca sus visitas al Radio City Music Hall, donde solía acudir a ver películas de estreno con su tía… El silencio justo antes de que empiece la película es maravilloso. No hay nada comparable a ver una película en el cine y lo añoro mucho en este momento”.


JAVIER CALVO

Los Javis estaban en Madrid montando la serie ‘La Veneno’, serie de la que se estrenó su primer episodio en plena pandemia. Durante uno de sus descansos, Javier Calvo nos evoca que, en el colegio, tenía una asignatura de cine y su profesor le descubrió títulos como ‘Kids’, de Larry Clark, o ‘Gummo’, de Harmony Korine, que supusieron un despertar para él. Además, en casa de su tío, un verano cuando era pequeño, devoró todas las películas de Almodóvar. “Pero fue ‘Volver’ la que me hizo querer dedicarme al cine, yo tendría unos 13 años y supuso un punto de inflexión”.  “Otra película crucial fue ‘Billy Elliot’. Era mi cumpleaños e invité a mis amigos al cine. Yo no estaba pasando un buen momento y ese deseo del niño de desafiar aquello que se espera de él y luchar por sus aspiraciones me tocó mucho. Sentí que podía haber un lugar para mí en algún sitio”. 

BORJA COBEAGA

A Borja Cobeaga le ha pillado el confinamiento en su viviendo de Las Matas, en Madrid y estas semanas está aprovechando para darle un impulso al nuevo proyecto que tiene junto a su inseparable amigo Diego San José, todavía en fase inicial. Como muchos niños de su generación, se crio frente a la televisión. “Eso me llevó a ver películas que no eran para mi edad, como ‘El increíble hombre menguante’ o ‘El hombre con rayos X en los ojos’, que me encantaron, pero todavía recuerdo con cierto nivel de pesadilla”. De esa época de niño también recuerda ‘El ceniciento’, con Jerry Lewis,y ‘Mi amigo el fantasma’, aunque más adelante, sería ‘El jovencito Frankenstein’ la película que le inclinó hacia el género cómico. “Mi madre la grabó en casete y la poníamos en casa de fondo, así que me la sé de memoria”.


DANI DE LA ORDEN

Es uno de los directores más prolíficos de la actualidad, y si hace poco estrenaba ‘Hasta que la boda nos separe’, ya se encuentra montando su siguiente comedia en la casa de su familia en Barcelona. Se crio viendo cine de acción de los noventa, de ‘Twister’ a ‘Deep Blue Sea’ pasando por ‘Starship Troopers’, aunque la película que marcó su crecimiento fue ‘Antes del amanecer’, primera entrega del romance de la trilogía romántica de Richard Linklater con July Delpee y Ethan Hawke. “Era solo de diálogos y de emociones, y me dio la sensación de que me había hecho mayor viéndola”. Durante su adolescencia iba como mínimo tres veces al cine cada semana y consumía todo tipo de géneros, aunque no se adecuasen a la edad que tenía. “Creo que desde siempre he entendido el cine como una herramienta cultural y educativa y me alegro de haber sido un niño que descubriera las películas sin ningún tipo de censura”. 


BELÉN FUNES

Ha sido un año intenso para Belén Funes gracias al éxito de ‘La hija de un ladrón’, película por la que ha ganado el Goya a la Mejor Dirección Novel. Así que ahora aprovecha para centrarse en nuevos proyectos durante estos momentos de aislamiento en su casa de mientras intenta dejar de fumar. Y aprovecha para recomendarnos películas que le marcaron como ‘Solo en casa’, que vio cuando tenía 8 años. “Me flipaba, la vi tantas veces con mis primos que acabé aprendiéndome los diálogos (doblados, claro) de memoria”. También ‘Parque Jurásico’, que vio con 9 años. “Me obsesioné tanto que quería ser paleontóloga, me compré los libros y una vajilla de ‘merchandising’. Con el tiempo descubrí que esta contada de forma tan brillante que lo que me gustaba de verdad, era la película, no el oficio de los personajes”. 

ELENA MARTÍN

Elena Martín estaba en una pensión de San Sebastián escribiendo el guion de su segundo largometraje cuando se decretó el estado de alarma y su pareja la vino rápidamente a buscar. “Ahora estoy en su piso, con otras seis personas y tres gatos”, cuenta la directora de ‘Julia ist’ y actriz protagonista del cortometraje ‘Suc de síndria’. Martín nos recomienda dos películas para lo que ella llama “el tiempo en casa”. Por un lado, ‘Entre nosotros’, de Maren Ade, la directora de ‘Toni Erdmann’, “una película que trata el amor y las tensiones de una preja joven con sensibilidad y mala leche”. Y por otro, ‘Tú, yo y todos los demás’, de Miranda July, “una artista cuyo tono es tierno, pero directo, completo y emocionalmente muy inteligente. Hay escenas que he revisado miles de veces para volver a reímre o enternecerme. Es una de mis pelis imprescindibles”, asegura la joven directora barcelonesa. 


PAULA ORTIZ

Las películas que más han influenciado a Paula Ortiz remiten directamente a algunas de sus particularidades como cineasta, como la simbología y la poesía visual. Es el caso de ‘Orlando’, de Sally Potter. “Contiene muchas de las claves que me han construido y me siguen interpelando”. Obras que se alejan de la realidad, pero desde un lugar muy atado a la tierra y que consiguen trascender los significados hacia otros lugares, como ‘Azul’, de Kieslowski. Aunque si tuviera que elegir una sola película, esa sería ‘Ordet (La palabra)’, de Dreyer. “La vi cuando era pequeña y aunque no la entendí del todo, estaba siendo consciente de la experiencia”. 

A la directora le pilló la crisis del coronavirus localizando en el norte de Italia para su próxima película, ‘Across the river into the trees’, adaptación de la novela de Hemingway, pero ya se encuentra en Zaragoza junto a su familia. 


GRACIA QUEREJETA 

Desde su casa de Madrid, Querejeta evoca que, cuando vio ‘La Raulito’ (1975), se quedó impresionada, aunque a su padre, Elías Querejeta, no le gustó nada: “Me pareció un buen ejemplo de cine que anunciaba en la cartelera el fin de la dictadura”. Adora ‘El guateque’, desde los ocho años la ha revisitado muchas veces, también con su hijo cuando era pequeño, y ‘Cantando bajo la lluvia’, su musical favorito. “En mi recuerdo, para siempre, el zapato verde jade de Cyd Charisse”. Vio ‘El último tango en París’ en Biarritz con su madre, «que siempre fue muy moderna», aunque no sabe si se arrepintió de llevarla, y desde entonces le ha perseguido la banda sonora de Gato Barbieri. Y aunque se le tuerce el gesto si sabe que una película dura más de dos horas, una de sus favoritas dura más de cuatro, ‘Las mejores intenciones’.


ALBERT SERRA

javascript:void(0)

A los cinco años de edad vio ‘Brigadoon’ y se convirtió en la película favorita de su infancia. “El juego entre la realidad y la imaginación, lo verdadero y lo falso, es algo que he intentado trasladar a mis películas, crear un mundo paralelo donde las leyes y la lógica funcionen de otra manera”. De Minnelli también destaca ‘Melodías de Broadway’, “Me di cuenta de que se podía hacer cine con aquello que tenía a mi alrededor, como los personajes de la película, que construyen un espectáculo a partir de sus pequeñas diatribas personales”. Por último, desde su retiro en Banyoles y mientras prepara su próximo proyecto, ‘Bora Bora’, destaca ‘El camino de Cutter’, película de culto del checo Ivan Passar sobre el poder de las grandes corporaciones y cuyo héroe le influenció a la hora de no seguir el camino predeterminado.

DAVID VICTORI

A David Victori le ha atrapado el confinamiento en Madrid, donde estaba inmerso en el rodaje de la serie ‘Sky rojo’, el nuevo proyecto para Netflix de los creadores de la ‘La casa de papel’. “Llevábamos rodando varias semanas, pero el proyecto se ha quedado a medias”, explica el director catalán, que tiene pendiente de estreno su recién terminado segundo largometraje, ‘No matarás’. Quizá porque entre un rodaje y otro apenas tuvo tiempo para desconectar, Victori aprovecha ahora para descansar, pensar, escribir y poder ver ese cine que tenía pendiente. Y para recomendarnos una de sus películas favoritas, ‘Olvídate de mí’ de Michel Gondry (2004). “El amor contado al revés; sencillamente fascinante”, dice el director, entregado de corazón al precioso (y desmemoriado) romance entre Jim Carrey y Kate Winslet. También nos propone, para levantar aún más el ánimo, ‘Slumdog millionaire’, de Danny Boyle (2008): “Pura adrenalina en una película mágica, optimista y muy, muy inteligente”.

All copyrights for this article are reserved to Portada

Give a Comment