Nikon ha logrado batir todos los récords de ópticas de largo alcance en su P1000. Esta cámara tiene un zoom de 125 aumentos, que es el equivalente a una distancia focal sencillamente apabullante: 3.000mm. Para que se hagan una idea de lo que esto representa: no existe ningún teleobjetivo aparte de este en el mercado que alcance semejante distancia.

Eso sí, la cosa tiene, digamos, cierto truco. El que coja esta cámara de más de un kilo de peso difícilmente podrá adivinar que en su interior cuenta con un sensor de imagen diminuto. Tan diminuto como el de muchos teléfonos móviles. Esto se debe a que si el sensor de imagen fuese mayor, lo que redundaría en mejores imágenes con poca luz, el objetivo también tendría que ser mayor. Aunque al menos tenemos controles manuales y podemos grabar las fotos en formato RAW.




















Por eso esta cámara es una ‘rara avis’. Un aparato capaz de permitirnos desde más de un kilómetro de distancia fotografiar con todo lujo de detalles, como se puede ver en el vídeo que acompaña a estas líneas, la escultura del Ángel Caído en el Parque del Retiro de Madrid, pero que no cuenta con cosas tan fundamentales como protección al agua y al polvo. Tampoco es de recibo su diminuta batería.







Dos detalles que son casi imprescindibles para una máquina que muchos querrán usar en la naturaleza. A pesar de ello permite grabar vídeo 4K con una buena calidad e incluso dispone de entrada para micrófonos externos. Su precio ronda los 1.000 euros. Esa cifra hace que estemos ante una máquina que hay que tener claro el uso que le vamos a dar. Sobre todo teniendo en cuenta que su hermana menor, la Nikon P900, con un alcance de 2.000mm, tiene un precio y unas dimensiones más atractivas.

A nosotros se nos antoja especialmente buena para grabar vídeo en escenas de largo alcance o hacer nuestros pinitos en astrofotografía, pues es prácticamente un pequeño telescopio. No en vano dispone de un modo para fotografiar la Luna con un extraordinario detalle, tanto que podemos ver sus cráteres. Ese monstruoso zoom posibilita llegar tan lejos como nuestra creatividad, y su pequeño sensor de imagen, nos permitan.




















La Nikon P1000.obliga casi a usar un  trípode para lograr encuadrar a larga distancia.
La Nikon P1000.obliga casi a usar un trípode para lograr encuadrar a larga distancia.
(Ramón Peco)

Foto realizada con la Nikon P1000.
Foto realizada con la Nikon P1000.
(Ramón Peco)

Detalle de una foto captada con la Nikon P1000.
Detalle de una foto captada con la Nikon P1000.
(Ramón Peco)

Foto en bruto captada por la Nikon P1000.
Foto en bruto captada por la Nikon P1000.
(Ramón Peco)



















All copyrights for this article are reserved to Tecnologia

Quantcast