ON

Un plan alucinante

El ciclo del CCCB (Montalegre, 5) ‘Dentro del juego’ combina proyecciones cinematográficas con la visita a la exposición ‘Gameplay. Cultura del videojuego’. Y el sábado, día 1 de febrero (18.50 horas), la película es nada menos que ‘eXistenZ’, el psicodélico clásico de David Cronenberg, que presentará la especialista en cibercultura Teresa López-Pellisa. Entrada gratis con la entrada a la expo.


Al ritmo de Souleyman

La fiesta Malecón de Nitsa Club (Nou de la Rambla, 113) nos trae, este viernes, día 31 de enero, el directo de Omar Souleyman, granjero de Siria convertido en improbable estrella dance ‘underground’ con su mezcla de techno y dabke (música popular siria). Además, pinchan Arnau Obiols e Ikram Bouloum.


Electrónica en fascinante descomposición

Andy Stott, uno de los grandes valores del sello de electrónica Modern Love, pasa este viernes, día 31 de enero, por el ciclo ‘DNIT’ de CaixaForum (avenida de Francesc Ferrer i Guàrdia, 6-8). Su último lanzamiento es el doble ‘epé’ ‘It should be us’, en el que elucubra sobre un techno de sonidos herrumbrosos sin dejar de lado, sea como sea, la belleza.


Fogonazos de emoción

El escritor Nickolas Butler causó sensación (alternativa) hace seis años con ‘Canciones de amor a quemarropa’, y con cada nueva novela ha confirmado su capacidad para sacar emoción y verdad del pozo sin fondo de las relaciones humanas. La última es ‘Algo en lo que creer’ (Libros del Asteroide).   


El fulgor

En su gran disco de debut, ‘Modus vivendi’, la promesa del pop-rap 070 Shake no se anda con medias tintas y tira de producciones bombásticas, melodías más grandes que la vida y emoción intensa generalizada. El resultado es, a menudo, el síndrome de Stendhal. El sábado, día 1 de febrero, en La [2] de Apolo (Nou de la Rambla, 113), habrá lágrimas.


OFF

Eminem, solo para incondicionales

‘Music to be murdered by’, el disco que Eminem quiso lanzar sin avisar, no ha sido una grata sorpresa para buena parte de la crítica. El peor pecado debe ser ‘Darkness’, condena de la cultura de las armas que, en un gesto de dudoso gusto, encadena samples de tiroteos y gritos.  

All copyrights for this article are reserved to Portada

Quantcast