ON

Vermut en la mejor compañía

Ferran Palau, una de las grandes realidades (promesa ya no) del pop catalán, cierra la gira de ‘Blanc’ en el primer concierto de la temporada otoñal de ‘El último vermut del mes‘. Las entradas, con vermut incluido, tienen precio amigo: 5 euros. Domingo, día 29, a las 12.00 horas, en el Mercat dels Encants (Castillejos, 158).


Arte con buenas intenciones

Hasta el domingo, día 29, se puede visitar en Arts Santa Mònica (La Rambla, 7) la segunda edición de Kronos Art BCN, festival de arte multidisciplinar con fines benéficos. No te pierdas el cuadro ‘The Fantastic Fourbes’, en el que Víctor Enrich transplanta el pelo de Trump a otros super ricos.


Clásicos electrónicos en vivo

No es tan fácil ver en directo por estos lares a Plaid, dúo emblemático de la llamada ‘electrónica inteligente’ de los 90 (y más allá). Este sábado, día 28, presentan su ¡décimo! álbum, ‘Polymer’, en el Astin de Nitsa Club (sala Apolo -Nou de la Rambla, 113). También en vivo, el prometedor Rian Treanor, hijo de Mark Fell, para más señas. Apertura de puertas a las 0.30 horas.


Sigue siendo el Rey

Hay que leer ‘El instituto’ (Plaza & Janés), última novela de Stephen King, antes de la llegada de la serie, que probablemente será peor. El libro es demasiado grande: una especie de electrizante ‘grandes éxitos’ del autor y una mirada nada complaciente a unos Estados Unidos sumidos en la corrupción y la impunidad.


Beezewax’s back (alright)

El grupo indie rock/power pop/emo noruego Beezewax, bastante querido en los 90, publicaba este año su primer disco en cinco años, ‘Peace jazz’, tan variado e inspirado como cabe esperar de ellos. El martes, día 1 de octubre, llevan el repertorio a Atzavara Club, sala de Sant Feliu de Guíxols (carretera de Palamós, 26) que celebra estos días su 25º aniversario.


OFF

Metronomy pierden pulso

‘Metronomy forever’ no es exactamente un mal disco, pero sí el menos bueno de Metronomy, el grupo inglés que cautivó con el funk y synthpop de ‘Nights out’, el rock de yate de ‘The English Riviera’ o el cálido, psicodélico ‘Love letters’. A esta nueva entrega le faltan ‘hits’ y una visión clara.

All copyrights for this article are reserved to Portada

Quantcast