El fin de la pandemia nos devuelve este 8 de marzo un Día de la Mujer más empoderado que nunca sin que el eco del ‘MeToo’ y las distintas perspectivas de la cuarta ola feminista hayan perdido fuelle. El feminismo está en el centro de nuestro discurso social y por desgracia, la actualidad no hace más que proporcionarnos razones para pensar en ello. La bibliografía feminista, que no es absoluto homogénea, no hace más que crecer y multiplicarse. Esta selección de novedades es un complemento perfecto a los textos ya fundamentales y canónicos como ‘Una habitación propia’ de Virginia Woolf, ‘El segundo sexo’ de Simone de Beauvoir, ‘Teoría King-Kong’ de Virginie Despentes o ‘Todos deberíamos ser feministas’ de Chimamanda Ngozi Adichie.

‘El día que aprendí que no sé amar’

Aura García-Junco (Seix Barral)

Si el año pasado una joven escritora argentina, Tamara Tenebaum, abordaba en el también muy recomendable ‘El fin del amor’, unas memorias-ensayo sobre las contradicciones y trampas que se esconden en el concepto tradicional de la pareja, ahora es una mexicana, no menos lúcida, la que se vale de aproximaciones socio-antropológicas y personales para intentar averiguar qué es lo que no funciona bien para las mujeres en ese mito del amor verdadero y eterno, un artefacto que nos viene dado, construido con intereses más bien políticos en el que deben calzarse, sí o sí, nuestros sentimientos más íntimos. 

Lastesis (Debate)

Esta aproximación a la complejidad de los distintos pensamientos feministas está seleccionada por el colectivo chileno Lastesis formado por Paula Cometas, Daffne Valdés y Lea Cáceres desde disciplinas como el diseño, las artes escénicas, la historia y las ciencias sociales. El libro traza un recorrido que no se ajusta a la cronología sino a los temas, reuniendo textos fundamentales de Donna Haraway , Judith Butler, Gertrude Stein, Simone de Beauvoir, Virginia Woolf, Virginie Despentes, Mary Wollstonecraft, Lina Meruane, Paul B. Preciado o Chimamanda Ngozi Adichie. 

Rachel Vogelstein y Meighan Stone. (Ariel)

Las autoras, que proceden de un ámbito institucional -no en vano una ha sido asesora sobre asuntos de la Mujer en el Gobierno Obama y la otra investiga el fenómeno comunicativo a nivel global-, se centran en el valor del testimonio que fue el disparadero del movimiento MeToo. Concebido como una crónica, el libro sigue el hilo de las confesiones en todo el planeta pero en particular, en los países donde los derechos de las mujeres están particularmente atacados como Brasil, China, Egipto, Túnez, Nigeria y Pakistán. 

Emmeline Pankhurst (Capitán Swing)

Ser consciente de las desigualdades dirigidas a las mujeres en este siglo XXI es tarea fácil, lo complejo era hacerlo a principios del siglo XX cuando ‘sufragista’ -luchadora por el derecho al voto- era una palabra que necesitaba explicación. Pankhurst, que peleó por ello de forma directa -a través de sabotajes, pintadas, huelgas de hambre y ataques a comercios, a oficiales de policía y domicilios de miembros del gobierno que la llevaron a la cárcel- fue una de las figuras señeras del movimiento. En 1918, diez años antes de su muerte, se obtuvo el sufragio femenino -aunque en formato reducido- en Gran Bretaña. 

Elinor Cleghorn (Paidós)

La historiadora Elinor Cleghorn supo que tenía una enfermedad autoinmune muchos años después de que se le hubieran diagnosticado trastornos psicosomáticos. Partiendo de ese error traza aquí una historia de cómo la medicina, tradicionalmente en manos masculinas, ha tratado el cuerpo de la mujer como algo ajeno vinculado al concepto de la ‘histérica’. “Las mujeres somos los pacientes predominantes de enfermedades crónicas cuyo primer síntoma es el dolor… pero antes de que nuestro dolor se considere un síntoma, primero tiene que ser validado -y creído- por un profesional médico”, escribe la autora. 

Chiara Bottici (NED)

La filósofa italiana radicada en Nueva York utiliza el pensamiento marxista para establecer un nuevo modelo de feminismo. Así, no se trataría de que las mujeres adquieran poder, sino de que analicen lo que supone ese poder en términos capitalistas. Para Bottici, autora del también ‘Manifiesto anarcafeminista’, la sociedad obligó a las mujeres a realizar un trabajo no asalariado por amor y ahora estas deberían encontrar su lugar en un mundo que se organice con otras reglas. 

‘Cuando te llaman terrorista’

Patrisse Khan-Cullors & Asha Bandele (Capitán Swing)

Las memorias de la activista Khan-Cullors, nacida en un barrio marginal de Los Ángeles y gran luchadora por los derechos civiles de los afroamericanos, enfrentados a los privilegios de la población blanca, son la historia de cómo se construye uno de los movimientos más significativos de los últimos años, el Black Lives Matter -fundado en 2013 después de que el asesino de Trayvon Martin quedara libre-. Ella es solo una del terceto de mujeres que impulsaron la lucha. 

‘Mi herida existía antes que yo’

Laura Llevadot (Tusquets)

Revelador ensayo de la filósofa Laura Llevadot que analiza los pros y contras de los distintos discursos feministas, en particular de los prejuicios y normativas en las que hemos crecido hombres y mujeres, apuntalados históricamente en un lenguaje de dominación que nos dificulta pensar de una manera autónoma. A la autora le interesa especialmente toda la crítica de la cultura de la violencia y la violación que el feminismo de cuarta ola, el actual, ha hecho prioritario.

Xavier Gimeno, Fernando Alcázar y Ana Martín (Libros Cúpula)

Que el lenguaje no es neutral es algo de todos sabido. Con esa premisa, el trío de autores se ha dedicado a explorar más allá de los casos más conocidos: ¿por qué una mujer pública es una prostituta y un hombre, alguien famoso? ¿Por qué cerda, zorra y lagarta tienen un matiz peyorativo en femenino mientras que en masculino no tienen ninguno? Con un tono irónico, el libro busca ejemplos en los que posiblemente no nos hemos parado a pensar pero que vehiculan un discurso que nos ha calado sin que nos hayamos dado cuenta. Y es que las palabras no solo describen la realidad, también la construyen y modifican.

Noticias relacionadas

‘La palabra que empieza por A’

Elizabeth Casillas e Higinia Garay (Astiberri)

Un cómic-ensayo que sigue la histórica lucha de las mujeres por la interrupción del embarazo tanto en España como en Europa o en otros lugares del mundo donde todavía es una reivindicación sin respuesta. El libro explora las diferencias sociales a la hora de enfrentarse a asuntos como la contracepción y el aborto; cómo este ha pasado a formar parte de un negocio, especialmente cuando se realiza en un entorno de ilegalidad; para finalmente aportar datos sobre el mismo, así como las historias de las mujeres que lucharon por su legalidad y gratuidad. 

¿Ya eres usuario registrado? Inicia sesión

Este es un contenido especial para la comunidad de lectores de El Periódico.

Para disfrutar de estos contenidos gratis debes navegar registrado.

All copyrights for this article are reserved to Portada